Escrituras trans

«Registro de intermitencias», por Néstor Mendoza

  El diario, entonces, como depósito de registros de intermitentes apariciones mentales Rafael Castillo Zapata   El aburrimiento debe ser descrito con gusto.  ¿Cuántas cosas están ocurriendo en un día en el que no pasa nada? WislawaSzymborska.   2018 24 de mayo. Miro su costado neogótico. Desde este lado también se aprecia el perfil de… Sigue leyendo «Registro de intermitencias», por Néstor Mendoza

Ficciones

«La noche llegaba más tarde», por Gabriel Mamani Magne

A Cristina   1 La recuerdo con su polera negra –de los Rolling Stones, la famosa lengua– y sus pantalones de hombre. Se llamaba Helena. Helena Estéfani Álvarez Noriega. Era venezolana, de Coro, y estaba en Río para estudiar una maestría pero sobre todo para olvidar a una mujer. Cuando se presentó frente a la… Sigue leyendo «La noche llegaba más tarde», por Gabriel Mamani Magne

Ficciones

«Los pobladores», por Carolina Lozada

El último en irse fue el señor Kobe, el herrero. Desde la ventana lo vimos tomar el camino empedrado que conduce al puente. En sus manos llevaba las pesadas herramientas, en el morral sobre su espalda cabían las mínimas pertenencias personales. No volteó para mirar lo que dejaba, pocos lo hacían. Sus pasos se perdieron… Sigue leyendo «Los pobladores», por Carolina Lozada

Ficciones

«ZULEIMA@GUANIPA.COM», por José Barroso

Querida Zuleima, esta mañana leí tu email y no te imaginas la alegría que desde entonces he sentido. No puedo creer todo lo que me cuentas. Me muero de la cochina envidia al saber que has estado a un metro de distancia de Ricky Martin y Penélope Cruz en ese bar tan es-pec-ta-cu-lar que me… Sigue leyendo «ZULEIMA@GUANIPA.COM», por José Barroso

Memorias

«Las llamas no son de nadie», por Jesús Amalio Lugo

  Nadie se pone a escuchar, entre el rugir mugriento del Mapocho y los gritos ambulantes, el pobre gemido resignado de una llama. Su lamento se va perdido entre pose y foto, y ni un poquito de pampa o aire sin smog. El animal blanco polvoriento, de ojos brunos y cuello ajirafado, tiene una cuerda… Sigue leyendo «Las llamas no son de nadie», por Jesús Amalio Lugo